Incomunicación y pérdidas por vandalismo

Incomunicación y pérdidas por vandalismo
LA PRENSA/Jorge Fernández

"Nosotros lo cuidamos como una propiedad del pueblo, ya que no solo nos permite hacer llamadas sino recibirlas", explica.

Pero esta no es la misma suerte de cientos de aparatos de otras partes del país que son destruidos y hasta incinerados.

Edición Impresa