NEGOCIACIÓN. ACUERDO DE ASOCIACIÓN SIGUE SU MARCHA SIN LA PARTE PANAMEÑA.

Integración: paso complejo

Integración: paso complejo
DIFICULTAD. La unión aduanera y el arancel externo común son el tema más complicado en la integración centroamericana.

Panamá volvió a no dar señales concretas sobre su decisión de iniciar o no un proceso de integración económica a Centroamérica con el objetivo final de ser parte directa de la negociación de un acuerdo de asociación con la Unión Europea.

La condición irrevocable para tal integración es la firma del protocolo de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca), algo que se reiteró en la pasada cumbre América Latina- Caribe-Unión Europea (ALC-UE), que se realizó en Perú, sin que se tomaran decisiones en firme.

El tema ha entrado en el debate en el sector privado panameño, que vislumbra un proceso bastante complicado si se toma la decisión de aceptar ese reto comercial.

Víctor Cruz, economista del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), señaló que una de las partes más difíciles de manejar será la armonización arancelaria, algo que hasta ahora el bloque centroamericano no ha logrado completar.

Según Sieca, a Centroamérica le hace falta armonizar 6% de su estructura para poder alcanzar el denominado arancel externo común, que abarcaría a más de 100 productos y subproductos. Panamá aún no ha hecho un estudio detallado para determinar qué tiene armonizado con los países de la región. Cruz señaló que este es un trabajo que hay que hacer línea por línea arancelaria. "Es bastante complejo", recalcó el economista.

La junta directiva del SIP se reunirá en junio con el equipo negociador para discutir sobre las implicaciones que tiene la integración a Centroamérica.

El gremio opina que hace falta presentar un análisis de cuáles son los sacrificios que tiene que hacer Panamá en este proceso y cuáles son las ganancias. Sin embargo, recalcó Cruz, de la firma del Sieca depende tener o no un acuerdo de asociación con la Unión Europea.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá también se encuentra a la espera de que el Gobierno le presente una evaluación del impacto que tendrá la integración a Centroamérica para entonces establecer una postura.

Aunque José Ramón Varela, presidente de la Cámara, señaló que este gremio siempre ha estado a favor de la integración comercial con la Unión Europea, "siempre y cuando se establezcan ciertas protecciones en los casos donde hay sensibilidad".

Manuel Ferreira, jefe de la unidad económica de la Cámara de Comercio, señaló que cada proceso debe evaluarse en Panamá de forma separada, aunque estén vinculados por las condiciones establecidas.

En el caso de establecer un arancel externo común, advirtió, se darán situaciones en las que la tarifa establecida por Panamá será más baja que la de Centroamérica y viceversa.

"Todo depende de cómo al final se consolide este arancel", comentó Ferreira, quien prefiere esperar un informe final del Gobierno para analizar con mayor detalle las desventajas y ventajas de una integración regional como la planteada y del acuerdo de asociación.

Edición Impresa