Moody’s mantiene nota a deuda de Nicaragua

La agencia Moody’s Investors Service mantuvo la nota de deuda soberana de Nicaragua en B2, y subrayó que el crecimiento de la economía del país, uno de los más acelerados en la región en los últimos años, está contrarrestado por su bajo ingreso per cápita y los desequilibrios externos.

La agencia, con sede en Nueva York, Estados Unidos, consideró además que la vulnerabilidad de Nicaragua a shocks externos, originada en sus lazos comerciales y financieros con Venezuela, implica una debilidad relevante para su posición crediticia. Nicaragua participa del programa Petrocaribe, a través del cual importa petróleo de Venezuela a precio de mercado, pero luego recibe la mitad del monto pagado en forma de créditos con condiciones ventajosas.

Sin embargo, la analista de Moody’s Ariane Ortiz-Bollin dijo que esa vulnerabilidad ha disminuido considerablemente a lo largo del último año.

“Por la caída de los precios del petróleo, Nicaragua ha recibido menos préstamos de Petrocaribe”, afirmó.

“El gasto social y de infraestructura que anteriormente era financiado con esos préstamos también se ha reducido o incorporado a las cuentas gubernamentales, con apenas un impacto moderado en el déficit fiscal”, explicó Ortiz-Bollin.

Edición Impresa