CHIPRE

Optimismo por recuperación

Optimismo por recuperación
Las autoridades de supervisión recomendaron mantener una política fiscal cautelosa. BLOOMBERG/Simon Dawson.

La troika de acreedores aseguró que Chipre está aplicando correctamente el programa de ajustes, si bien alertó de que persisten algunos riesgos, por ejemplo, la contracción del crédito.

En un comunicado difundido el viernes al término de su visita a Nicosia, la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) instó a Chipre a reducir los créditos morosos que limitan su capacidad de préstamo al sector privado y minan el crecimiento y la creación de empleo.

Los préstamos en mora en los bancos chipriotas se han disparado hasta el 46% del total de la cartera de créditos y suponen unos $36 mil 260 millones.

Según el comunicado de la troika, pese a los avances que ya se han logrado en Chipre, aún existe una alta incertidumbre macroeconómica y riesgos que pueden pesar sobre los resultados fiscales. Pese a todo, la troika constató que el programa de asistencia avanza por buen camino y que Chipre sigue cumpliendo sus objetivos fiscales gracias a “una ejecución presupuestaria prudente”.

En el sector financiero los bancos están avanzando con sus planes de reestructuración y de capital, y las reformas estructurales están progresando.

No obstante, las autoridades de supervisión deben controlar más a los bancos en esta tarea, así como luchar contra las operaciones de blanqueo de capitales, recalcó la troika.

En su comunicado, los acreedores recomendaron al Gobierno de Chipre mantener esta política fiscal “cautelosa” para poder contrarrestar posibles riesgos.

Edición Impresa