MEDICIóN ECONóMICA

Precios al consumidor, con alzas en agosto

El costo de la vida en Panamá sigue subiendo como la espuma, tras revelarse que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de agosto mostró un aumento de 5.3% en relación con agosto de 2010 y de 0.4% al compararse con julio pasado.

+info

Precios al consumidor, con alzas en agosto

Las tres divisiones –de este importante indicador de la inflación– que mayor aumento registraron en un año fueron principalmente la de transporte, bienes y servicio, así como vestido y calzado.

Mientras que si se hace la comparación del mes de agosto con respecto a julio de este año, se observa que las divisiones de mayor incremento fueron: la de alimentos y bebidas (0.8%), bienes y servicios (0.5%) y el transporte (0.4%).

Para José Rojas, secretario general del Colegio de Economistas de Panamá, los precios en el caso de los alimentos seguirán incrementándose por la especulación existente con algunos productos, y debido a que el Gobierno no ha tenido una política definida hacia el sector agropecuario.

En este sentido, aclara que la falta de estímulo en la producción agrícola está afectando al sector, ya que se requiere mayor inversión en tecnología, más acceso a créditos e insumos a bajos costos.

Rojas opina que se debe fomentar la competencia para evitar que sectores oligopólicos (mercado en manos de pocos empresarios) se aprovechen en la cadena de distribución de ponerse de acuerdo en los precios de los artículos.

Otro factor que los especialistas atribuyen a la inflación en el país es el incremento en el precio internacional del petróleo, así como el crecimiento económico que registra Panamá en los últimos años y que ha elevado el costo de vida, afectando a la clase popular.

“Una gran parte del presupuesto de la familia pobre va destinada a la compra de alimentos”, recordó el economista Rojas.

Pero para los consumidores no hay mucho que hacer, lo único que queda es buscar las mejores ofertas en los comercios para enfrentar esta ola inflacionaria, afirma, por su parte, Vicente Aguirre, presidente del Instituto de Estudios y Defensa del Consumidor, quien dice que lo más penoso es que la calidad de los productos no es buena a pesar de sus altos precios.

Edición Impresa