DERECHOS LABORALES

Proveedor de Apple es acusado por maltrato

Trabajadores chinos que fabrican carcasas de iPhone 6 en China aguantan jornadas de 77 horas semanales bajo una gran presión y condiciones laborales inseguras para cumplir con los estándares de producción en uno de los proveedores de Apple en el país asiático.

Así lo denuncia la organización China Labour Watch (CLW) en un informe que desvela serias irregularidades en una fábrica del manufacturero americano Jabil Circuit en Wuxi (ciudad industrial de la provincia oriental de Jiangsu), que provee productos a la exitosa firma de la manzana.

En esta planta, CLW asegura que aunque los trabajadores acumulan hasta 158 horas de trabajo fuera de hora (cuatro veces por encima del límite legal, establecido en 36 horas) no llegan a ganar el salario local medio.

El informe, que se titula “iExplotación: el proveedor de Apple Jabil explota a trabajadores para responder a la demanda de iPhone 6”, detalla numerosas violaciones en la fábrica de Jabil Wuxi.

Entre ellas cita la discriminación a la hora de contratar mujeres embarazadas o minorías étnicas, honorarios por contratación, medidas de inseguridad sanitaria o falta de cursos sobre medidas de seguridad.

También destaca las presiones a los trabajadores a quienes solo les ofrecen cortos periodos de tiempo de descanso, las paupérrimas condiciones de vida, y una dependencia de una cifra tremenda de horas extra para ganar un sueldo con el que poder vivir.

Se trata de la segunda vez que CLW investiga las condiciones en la planta de Jabil en Wuxi y, en concreto, su producción de coberturas de iPhone. Entre el informe que se realizó en 2013 y este año, poco ha cambiado, según sentencia la organización, que destaca que incluso hay circunstancias que han empeorado.

Edición Impresa