AUTOMOTRICES JAPONESAS TOMAN MEDIDAS EN CHINA

Reducción en producción

Las automotrices japonesas, incluyendo a Toyota Motor Corp y a Nissan Motor Co Ltd, reducirán su producción en China luego de protestas antijaponesas que llevaron al cierre de concesionarias y oscurecieron las perspectivas de ventas en el mayor mercado de automóviles del mundo.

+info

Reducción en producción

Las disminuciones de productividad son una característica normal de la industria automotora en mercados maduros como Estados Unidos, donde se utilizan para evitar que los inventarios se acumulen y para evitar la presión de ofrecer descuentos que erosionan la rentabilidad. Sin embargo, las medidas adoptadas por las automotrices japonesas son una anomalía en un mercado que ha impulsado el crecimiento global de la industria en la última década y donde la mayoría de los fabricantes ha estado agregando capacidad hasta que la desaceleración económica de China en los últimos meses hizo que la producción superase las ventas. “Por el momento, creo que vamos a ver una caída de 20% a 30% en las ventas de automotrices japonesas en China”, afirmó Koji Endo, analista automotor de Advanced Research Japan

“La última vez que tuvimos una protesta como esta en 2010, los efectos solo duraron cerca de un mes, pero creo que esta vez va a ser diferente. Esto va a tener un impacto serio”, agregó.

También hay señales de que las tensiones están teniendo impacto sobre otros sectores. El más notorio es el de las aerolíneas, donde All Nippon Airways Co Ltd (ANA) anunció ayer que habían sido canceladas las reservas de 40 mil asientos para vuelos entre Japón y China entre septiembre y noviembre.

Nissan, la principal automotora japonesa en China, dijo que suspendería la producción en un emprendimiento conjunto en China a partir de hoy jueves, tres días antes que lo previsto, y que esto se extenderá durante el período de feriado nacional de la próxima semana.

Las plantas de Toyota en Tianjin y Guangzhou también suspendieron la producción desde ayer, unos pocos días antes de lo planeado, y durante todo el feriado, afirmó desde Tokio la portavoz Shino Yamada.

La producción en fábricas en Chin a podría ser reducida aún más dependiendo de las condiciones del mercado, agregó.

Edición Impresa