Sequías afectan a ganaderos nicas

Ganaderos de la zona central del país pidieron al Gobierno de Nicaragua que declare “emergencia nacional” por la falta de agua y alimentos para el ganado, que ha provocado la muerte de más de 2 mil 500 de reses, advirtió ayer la Comisión Ganadera de Chontales.

“Sí, lo que está pasando en Nicaragua es algo serio y debería decretarse emergencia, porque sí hay una”, dijo a Acan Efe el miembro de la Comisión Ganadera de Chontales Roger García.

Datos de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan) arrojan que la falta de agua y alimentos, causada por la sequía, mantiene en crisis a una veintena de municipios.

García explicó que los ganaderos han aumentado la compra de alimentos para sus reses que, normalmente, no están en la dieta de esos animales, como la cascarilla de maní y la melaza o miel de caña.

Informes de la Conagan señalan que entre 600 mil y 800 mil cabezas de ganado están siendo afectadas por la sequía.

El período lluvioso en Nicaragua, comprendido entre mayo y noviembre, se mantiene bajo la amenaza del fenómeno de El Niño, que trae sequías en zonas del país.

Edición Impresa