PAíSES EMERGENTES

Zoellick ve contagio de crisis

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, advirtió que ya se han producido las “primeras señales” de un contagio de la crisis de la eurozona y Estados Unidos a los países emergentes y en desarrollo y alertó de los riesgos que esta situación podría tener para toda la economía global.

Hasta este verano (boreal), el mayor riesgo para los países en desarrollo era el sobrecalentamiento, pero en agosto vimos las primeras señales de que el contagio de la eurozona y Estados Unidos ha empezado a extenderse, dijo Zoellick en teleconferencia de prensa en Washington.

En este sentido, subrayó que aunque todavía es “demasiado pronto” para ver si los datos apuntan a este cambio de forma sustancial, el mundo debe permanecer vigilante para ver la evolución de la situación, especialmente si la eurozona y Estados Unidos permanecen fuera de su curso, señaló.

Y es que las implicaciones de esta situación podrían ser globales en vista de que los países emergentes han proporcionado alrededor de la mitad del crecimiento global desde los inicios de la recesión mundial, recordó Zoellick.

A ello se une que, a diferencia que en 2008, actualmente estos países tienen “menos espacio fiscal” para contrarrestar esta situación, alertó.

Algunos de los países caminan por una cuerda floja de política monetaria equilibrando presiones inflacionarias y estos nuevos peligros, subrayó.

Según el presidente del BM, los países más sensibles son aquellos emergentes miembros o cercanos a la Unión Europea, como los de los Balcanes, que son particularmente vulnerables a shocks en la eurozona y cuyas economías dependen fuertemente de los bancos griegos y de otros europeos.

Zoellick habló con periodistas de cara a la reunión anual del BM y del Fondo Monetario Internacional (FMI) esta semana en Washington.

Edición Impresa