REINO UNIDO

Un impuesto por la salud

Un impuesto por la salud
Un reciente sondeo reveló que el 55% apoya la medida y 36% se opone a ella.

Un impuesto del 20% sobre las bebidas azucaradas podría reducir las tasas de obesidad en Reino Unido en 5% para 2025, se indicó en un nuevo informe publicado por el Centro de Investigación sobre el Cáncer de Reino Unido.

El informe afirma que el impuesto sobre las bebidas azucaradas podría evitar cerca de 3.7 millones de casos de obesidad, dadas las tendencias actuales.

El sobrepeso y la obesidad son una importante causa de enfermedades evitables y de muerte en Reino Unido, incluyendo el cáncer, la diabetes tipo dos, la enfermedad cardiaca coronaria y la embolia.

La comida chatarra, con alto contenido de azúcar y grasas, es barata, ampliamente publicitada y muy accesible.

La investigación señala que el precio de los alimentos influye en lo que la gente compra, de modo que introducir un impuesto sobre las bebidas azucaradas constituye un incentivo para comprar menos o para cambiar a una opción más saludable.

Lo adultos y los niños pequeños consumen dos veces más que el nivel máximo recomendado de azúcar agregada. Y los jóvenes de entre 11 y 18 años de edad comen y beben tres veces más que el nivel recomendado.

Las bebidas azucaradas son fuente principal de azúcar agregada, dijo el informe. Sondeos recientes señalan que un impuesto sobre las bebidas azucaradas cuenta con el apoyo de la mayor parte del público. El 55% apoya la medida y 36% se opone a ella.

“La reacción en cadena de un impuesto pequeño sobre las bebidas azucaradas es enorme. Estas cifras dejan claro el motivo por el cual tenemos que actuar ahora antes de que la obesidad se convierta en un problema aún mayor”, dijo Alison Cox, directora de prevención del cáncer del Instituto de Investigación sobre el Cáncer de Reino Unido.

Edición Impresa