La inflación y el alza de los precios

OPINIÓN. La inflación, que consiste en el aumento de los precios de los bienes, servicios y de los factores productivos de un país, se constituye como uno de los objetivos principales que deben combatir los estados en sus políticas económicas.

En el caso de América Latina, la dinámica inflacionaria que se ha experimentado durante las décadas pasadas ha obedecido a las irresponsabilidades macroeconómicas de los gobiernos de turno. Entre los más afectados están los que reciben renta fija, como los jubilados y pensionados, así como también los ahorristas, cuyos dineros recibidos y depositados pierden su valor a medida que avanza la inflación al transcurrir el tiempo.

En el caso de Panamá, la utilización del dólar estadounidense como moneda de uso común y la apertura económica existente en Panamá, entre otros factores, ha permitido que nuestro país se caracterice por tener la tasa inflacionaria más baja de América de 1% durante el período 1995-2003. En ese mismo período en América Latina se experimentaban tasas inflacionarias de más de dos dígitos.

Esta situación preponderante de Panamá se mantuvo durante 2004 con una inflación de 0.5%. Sin embargo, para 2005 y las proyecciones para el 2006, la inflación en nuestro país aumentó al nivel de 2.9% y un estimado de 2.5% respectivamente.

Además, el precio del petróleo y el auge del comercio a nivel interno han afectado la demanda de materiales de construcción, como el cemento y el asfalto para infraestructura, el boom hipotecario, el consumo eléctrico, el transporte y los alimentos.

El autor es presidente del Colegio de Economistas de Panamá.

Edición Impresa