Hoy por hoy

El Ejecutivo aprobó la ley de la nueva Autoridad Nacional para la Atracción de Inversiones y Promoción de Exportaciones de Panamá (ProPanamá), pero eso no significa que todo el mundo conoce esta legislación y mucho menos que ésta haya sido objeto de consultas entre los empresarios locales. Es el caso, por ejemplo, de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede), cuyos voceros revelaron que desconocen la estrategia del Gobierno para captar nuevas inversiones, sobre todo ahora que el país atraviesa difíciles momentos económicos. El Gobierno debe hacer un esfuerzo a fin de que se conozcan cuáles son esos planes para salir de esta situación, en especial la empresa privada, que es el motor de crecimiento, pero que está severamente golpeada por la pandemia. Porque resulta que si bien el país necesita inversión extranjera, la empresa privada necesita saber qué hará el Gobierno para reflotar nuestra economía, para reactivar un sector que está sumamente golpeado. Hace falta mucha más comunicación, para que miles de panameños puedan volver a sus trabajos. Y para ello no bastan proyectos de mediano y largo plazo. Hace falta que el país entero comience a recuperarse.

Edición Impresa