Corredores, peligro mortal

Corredores, peligro mortal
LA PRENSA/Bernardino Freire

No obstante, para llegar a los puestos de peajes de cada una de estas vías rápidas hay que superar, primero, el tranque vehicular de todos los días por lo que es inevitable que caiga la tarde y con ella la noche.

Esto se traduce en un peligro para muchos conductores que deciden tomar cualquiera de estas dos supercarreteras, ya que la falta de iluminación hace el camino inseguro.

Edición Impresa