Destituyen a 10 funcionarios de la PTJ

Diez funcionarios de la Policía Técnica Judicial (PTJ), que aún estaban cursando estudios en la Academia de Detectives, fueron destituidos por copiarse en pruebas teóricas y obtener, de forma indebida, las respuestas de próximos exámenes.

El secretario general de la PTJ, Gustavo Barragán, dijo que los destituidos ya eran funcionarios de la PTJ y devengaban sueldos de 400 dólares mensuales, pero aún estaban en etapa de entrenamiento y preparación.

Irónicamente, los aspirantes a detectives obtuvieron indebidamente información para realizar un examen de la materia Etica Profesional.

El director de la PTJ, Rodolfo Aguilera, ordenó los despidos, según una nota de prensa.

En tanto, Barragán dijo que algunos de los funcionarios utilizaron textos comprimidos (baterías) del material que trataba la prueba teórica.

El costo aproximado de entrenamiento de estos diez aspirantes a detectives, que estuvieron en la academia durante seis meses, supera los 30 mil dólares.

Los aspirantes lograron, en noviembre pasado, estar entre los 90 seleccionados que serían nombrados y devengarían 400 dólares mensuales, de un grupo de 600 personas.

El despacho de prensa menciona que la sanción aplicada renueva el compromiso de la institución con el órgano Judicial y la ciudadanía de exigir, de manera rigurosa, probidad y honradez dentro de la institución. Estas exigencias se realizan, especial mente, porque se trata de funcionarios a los cuales se le van a confiar armas de fuego y la misión de ser colaboradores de la administración de justicia, destacó la nota de prensa.

En tanto, el secretario general de la PTJ indicó que los funcionarios destituidos tienen el derecho de pedir una reconsideración de medida.

Entre los destituidos por copiarse hay tres mujeres y siete hombres. Los aspirantes a detective fueron identificados con los apellidos, Pimentel, Moreno, Suárez, Navarro, López, Acevedo, Dean, Bazán, Cunningham y Samudio.

Edición Impresa