Donan colección de arte a ciudad alemana

Alfred Gunzenhauser, propietario de la colección compuesta, entre otras, de 288 obras del pintor alemán Otto Dix, anunció ayer que decidió entregarle su colección a Chemnitz porque fue la única ciudad que ofreció ceder un edificio especial para mostrar los cuadros al público.

Por la colección de Gunzenhauser se habían interesado también los responsables culturales de otras ciudades, como Leipzig y Dresde, ofreciendo, sin embargo, apenas salones especiales para la muestra, pero no un edificio entero, como Chemnitz, dijo el coleccionista, de 76 años.

Aparte de las obras de Dix, la colección tiene cuadros del noruego Edvard Munch, del ruso Alexei Jawlensky y de los alemanes Max Beckmann y Lovis Corinth.

Chemnitz, ciudad que durante la existencia de la desaparecida República Democrática Alemana se llamó Karl Marx, tiene una larga tradición en museos de arte, pero durante la dictadura nazi perdió unas mil obras, destruidas porque los nazis las consideraron "arte degenerado".

Edición Impresa