Libros en el metro de Bogotá

Ellos, junto a otros novelistas y poetas de la literatura universal son "cómplices" en los dispensadores de libros dispuestos por el Instituto Distrital de Cultura y Turismo (IDCT) y el sistema de transporte masivo Transmilenio de la capital colombiana.

La campaña "Libro al Viento", que lanzaron las dos entidades bogotanas el pasado 1 de diciembre, entró a funcionar el fin de semana.

Los pasajeros tienen disponibles miles de ejemplares de las obras en algunas de las principales estaciones del sistema de buses articulados bogotanos.

Los usuarios podrán tomarlo prestado, llevarlo a su casa o a su trabajo, y devolverlo cuando lo hayan leído.

Además de los citados autores, también figuran en los estantes de los dispensadores Gabriel García Márquez, los Hermanos Grimm, Oscar Wilde, Rudyar Kipling o el costumbrista colombiano Jose María Cordovez Moure.

"Libro al viento" es una "campaña de confianza y solidaridad" que busca que más bogotanos disfruten de la lectura, según fuentes del IDCT.

Cada mes los títulos aumentarán, cuando se dispondrá de un nuevo autor y una de sus obras.

Un funcionario señaló que tanto el IDCT y el Transmilenio invitan a los usuarios del transporte público y lectores, a que conserven lo mejor de los libros, sus contenidos, y los devuelvan para que otros también disfruten de la Literatura universal

Hoy fueron puestos a disposición unos 50 mil libros para adultos y niños que iniciaron la lectura en los enormes autobuses y se prevé aumentar gradualmente la cifra de ejemplares y también de lectores.

Edición Impresa