Varados reos colombianos

La directora del Sistema Penitenciario (SP), Concepción Corro, informó que entre ambos países existe un convenido bilateral que permite a sus ciudadanos, una vez hayan cumplido el 50% de sus condenas, regresar a su país de origen a cumplir el resto de sus penas.

Un detenido, ya sea nacional o extranjero, reveló, cuesta al Estado panameño 35 dólares diarios.

Señaló que pese a los esfuerzos que realizan hasta ahora, no se logra que 320 colombianos regresen a su país a acabar de pagar su deuda a la sociedad.

Además, expresó que Panamá no es el único país que enfrenta ese problema.

Los informes que maneja la dirección del SP reflejan que Colombia es el país con el mayor número de ciudadanos en cárceles alrededor del mundo.

Según Corro, en la última reunión de la Comisión de Buena Vecindad, celebrada en la ciudad de Cartagena, se les informó que hay 15 mil colombianos detenidos en diferentes cárceles del mundo.

En Panamá la cifra sube a 550.

Otra de las informaciones recibidas es que al igual que en otros países, sus cárceles tienen limitación de espacio. Corro manifestó que el Gobierno de Panamá ha tratado de darles alternativas para lograr el traslado.

El consulado de Colombia en Panamá, señaló, maneja las listas de los detenidos que ya cumplieron el 50% de la condena.

Otros, por la falta de agilización de los trámites, ya han excedido en las cárceles panameñas las 2/3 partes de su condena sin recibir aún respuesta. Mientras, otro grupo está por concluir su condena.

Corro señaló que han solicitado al Gobierno de Colombia que agilice los trámites de este grupo e incluso, recomendaron que se le dé libertad condicional cuando arribe a su país de origen.

Los expedientes se hallan en Colombia en espera de respuesta.

También dijo que el volumen de ciudadanos que desea regresar a su país va en aumento, pero las respuestas siguen en lista de espera.

El 90% de estos convictos fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Tocumen por trasegar drogas.

Luego de varias llamadas al Consulado de Colombia y de esperar en la línea a que el cónsul Edwin Restrepo diera una respuesta, una voz masculina informó que el funcionario se había retirado.

Al explicar para lo que se le llamaba indicó: "...todas (las solicitudes) fueron negadas... llame el lunes" y cerró la comunicación.

Edición Impresa