Visita 'médica' en Las Guabas

Visita 'médica' en Las Guabas
LA PRENSA/Zabdi Barría

Bajó del helicóptero acompañado por su vicepresidente Rubén Arosemena y por el jefe de campaña, Héctor Alemán; siendo recibidos por los candidatos de la región, con quienes se trasladaron en varios vehículos hacia el sector de Las Guabas, en Capellanía.

Allí, unos 300 simpatizantes de la fórmula PRD-PP los esperaban intranquilos por el retraso. Niños y adultos, portaban la bandera distintiva del PRD y coreaban a una sola voz "se siente, se siente, Martín presidente".

Los actos políticos se caracterizan por ser agotadores y extensos, sin embargo, en esta ocasión todo ocurrió en 20 minutos. Durante esta rápida visita el candidato compartió con los presentes algunas propuestas de su plan de gobierno.

Hizo énfasis en los aspectos agropecuarios, no sin criticar las actuales políticas del gobierno y la falta de criterio y profesionalismo de las autoridades del sector.

Entre expresiones de alegría, Torrijos también exhortó a la comunidad a votar por "quienes mejorarán las condiciones del país" y no desaprovechó la oportunidad para arremeter contra los arnulfistas. Torrijos terminó su discurso diciendo que sus adversarios no engañarán más al pueblo con cortes de carretera a última hora y promesas de becas, porque, según dice, la pesadilla termina el 2 de mayo con el triunfo del PRD-PP.

El candidato habló desde una tarima, donde estrechó manos de mucha gente joven.

Al terminar su discurso y en medio de una algarabía, los seguidores de Torrijos lo vieron desaparecer -tan rápido como llegó- porque debía abordar el helicóptero para regresar a la ciudad de Panamá.

A tempranas horas Torrijos estuvo en Mariato de Veraguas; luego se trasladó a Piedras Gordas de Penonomé y, por último, llegó a Natá.

El acto político en Capellanía comenzó a las 5:45 de la tarde. "La gente del interior merece una oportunidad de mejorar su condición de vida", aseguró Torrijos.

Es más, dijo en tono vehemente, "merecen que se les trate como seres humanos, se les dé tranquilidad, cómo alimentar a su familia, educar a sus hijos, y que tengan acceso a un sistema de salud digno, donde se puedan atender las necesidades sanitarias de nuestro pueblo".

Edición Impresa