Álvaro Uribe responde con nuevas acusaciones

El expresidente colombiano y actual senador Álvaro Uribe respondió ayer con nuevas revelaciones confidenciales sobre los diálogos entre el Gobierno y las FARC a la invitación que le hizo su sucesor, Juan Manuel Santos, a reunirse para sumar esfuerzos por la paz del país.

Las distancias entre ambos se ampliaron ayer con cuatro alias, los de “Pacho Chino”, “Walter Mendoza”, “Matías” y “Leonel”, cabecillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a los que se les ha concedido autorización gubernamental para que vayan a La Habana, sede de los diálogos, según desveló Uribe.

La misión de este grupo es preparar la Comisión de Fin de Conflicto, es decir, la implementación del ansiado postconflicto, y aunque no es el primer caso de autorización de viaje a guerrilleros sobre los que pesan órdenes de capturas vigentes, la polémica ha vuelto a saltar por obra de Uribe.

“A uno lo que le preocupa es que aquí aumentan la violencia y en lugar de capturarlos lo que hace el Gobierno es suspender las operaciones y sacarlos a Cuba”, declaró Uribe, jefe de la oposición a Santos y fuerte crítico del proceso de paz.

Edición Impresa