Amplían pena de cárcel para incendiario

El principal culpable de un incendio mortal declarado en 2009 en la sede de la Televisión Central de China (CCTV, la estatal) en Beijing ha recibido una extensión de su pena de cárcel de 7 a 20 años por corrupción.

Xu Wei, exdirector de la oficina de construcción de la empresa, fue declarado culpable de haber malversado 3.2 millones de yuanes (506 mil dólares) de dos filiales de CCTV para comprar un apartamento y pagar billetes aéreos y viajes para familiares entre 2005 y 2007, según un fallo dictado el 19 de diciembre por el Tribunal Popular Intermedio No. 2 de Beijing. El tribunal descubrió que Xu había pedido un soborno de un millón de yuanes a un contratista de la sede de CCTV en 2008.

Xu estaba cumpliendo una pena de prisión por haber organizado una exhibición de fuegos artificiales ilegal durante el Año Nuevo Lunar chino, el 9 de febrero de 2009, que causó el incendio de un edificio nuevo de 30 pisos cerca de CCTV.

Edición Impresa