CONFLICTO. GUERRILLEROS SE CAMUFLARON ENTRE CIVILES.

Ataque de las FARC contra población deja cuatro heridos

Ataque de las FARC contra población deja cuatro heridos
BAJO ASEDIO. Los policías retiraron ayer de las calles de Caldono los cilindros de gas utilizados por las FARC en el ataque.

Cuatro personas heridas, entre ellas un piloto de helicóptero de la Policía, y seis viviendas destruidas dejó un ataque guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) contra la población colombiana de Caldono (suroeste), informaron ayer lunes las autoridades.

El coronel Luis Celis, comandante de la Policía en el departamento de Cauca, señaló que el ataque perpetrado este domingo contra esa población fue "indiscriminado", pues los rebeldes atacaron con pipetas de gas -cargadas con explosivos- varias casas.

"La situación en Caldono este lunes (ayer) es de calma después de que rebeldes del Sexto frente de las FARC y la columna 'Jacobo Arenas' incursionaran en ese municipio, donde realizaron un ataque indiscriminado contra la población civil", dijo el oficial a RCN Radio.

Según el coronel Celis, durante el ataque subversivo resultó herido un piloto de helicóptero de la Policía, que fue atacado por miembros de las FARC.

El jefe policial sostuvo que durante la incursión fue atacada la sede de la Policía en Caldono, donde los efectivos "repelieron el ataque y resultaron ilesos".

"El ataque fue indiscriminado ya que se vieron afectadas las viviendas de los habitantes de Caldono. (...) Los rebeldes se camuflaron dentro de la población civil con armamento y vestidos con ‘bluyin’ y camiseta blanca", precisó el oficial.

El secretario de Planificación de Caldono, Martín Vidal, señaló que durante la incursión guerrillera resultaron heridos tres civiles, uno de ellos de consideración, quien se recupera en un centro hospitalario de la vecina ciudad de Popayán.

El funcionario aseveró que durante el ataque fueron afectadas 66 viviendas, mientras que seis quedaron totalmente destruidas por la acción de los cilindros bomba lanzados por las FARC.

"Tenemos 34 personas ubicadas en un albergue provisional, entre ellas 13 niños, quienes perdieron su vivienda por la arremetida rebelde. (...) Las pérdidas materiales del ataque ascienden a unos 125 mil dólares", dijo el secretario de Planeación de Caldono a RCN Radio.

El ataque se registró dos meses y medio después que las FARC atacaron con cilindros bomba la vecina localidad de Toribio, donde murieron unos 20 rebeldes y otra cinco personas, entre ellas tres policías.

Edición Impresa