ALERTA. INFORME CUESTIONA A EUROPA.

Aumentan a 12 los muertos por la gripe aviar en China

Un hombre en el centro de China murió de gripe aviar, dijo ayer jueves la agencia estatal de noticias Xinhua, con lo que se eleva a 12 la cantidad de muertes humanas en el país desde noviembre por el letal virus H5N1.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que no ha confirmado que la muerte sea por gripe aviar, dijo que las autoridades chinas le informaron que el hombre murió el miércoles.

"La fuente de exposición al virus está bajo investigación", dijo la portavoz de la OMS, María Gheng, en Ginebra.

Focos

Más de 30 focos en aves de corral han sido registrados en una decena de provincias de China desde el año pasado, colocando a éste como uno de los países más golpeados por el virus que se ha propagado este año con sorprendente rapidez, con brotes en más de 30 naciones.

Epidemiólogos temen que la gripe aviar pueda mutar a una forma que se transmita fácilmente entre los humanos y desate una pandemia por la que podrían morir millones de personas.

Xinhua, citando a autoridades sanitarias locales, identificó a la víctima como un joven de 21 años trabajador emigrante de apellido Lai, quien se desempeñó como guardia de seguridad en Wuhan, capital de la provincia central de Hubei.

El joven regresó a su casa en las afueras de Wuhan el mes pasado para participar de un funeral y mostró síntomas de una neumonía el 1 de abril, dijo la agencia.

El martes, el Ministerio de Salud confirmó que tenía el virus H5N1, convirtiéndolo en el caso humano número 17 del país.

Xinhua dijo que las personas que tuvieron cercano contacto con Lai no han mostrado síntomas anormales. Agregó que no hubo reportes de brotes entre las aves de corral de su residencia y que la razón de la infección era desconocida.

Por otra parte, la variabilidad del virus de la gripe aviar y su resistencia pueden ser grandes obstáculos en la lucha para impedir una pandemia desatada por su mutación y propagación entre los humanos, según varios estudios que publicó ayer la revista Science.

El informe de esas investigaciones coincidió con otro publicado en la revista Lancet, que denunció que Europa no está debidamente preparada para hacer frente al problema.

Según Derek Smith, del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, es probable que, como consecuencia de su variabilidad, el virus que cause la pandemia sea diferente a los detectados hasta ahora en pájaros y aves de corral y, ocasionalmente, en seres humanos.

Smith señaló que el virus tiene una capacidad aparentemente infinita de cambiar, cruzar las barreras de las especies y adaptarse a nuevos huéspedes. La gripe aviar apareció en el sudeste asiático en 2003 y se ha cobrado la vida de másde 100 personas, la mayoría de las cuales estuvo en algún momento en contacto con pájaros o aves de corral.

Edición Impresa