Denuncias de EU debilitan a los paramilitares

“Es inocultable que el pedido de Castaño y (Salvatore) Mancuso por los Estados Unidos, hizo estallar las AUC en pedazos, ese día dejaron de ser atractivas para muchos de sus integrantes, no tanto para sus pioneros, para quienes la Autodefensa es una causa”, dijo el jefe paramilitar en un comunicado divulgado este domingo en internet.

“Incluso fueron vistas por sectores de la sociedad como un peligro. Fue el principio del fin de las AUC, pero no de la autodefensa, no del derecho a defenderse, ese no se pierde nunca”, agregó. Si bien Castaño y Mancuso han rechazado los cargos hechos por Estados Unidos por medio de las solicitudes de extradición de septiembre del 2002, ambos han admitido la infiltración del narcotráfico en las AUC y han condenado esa práctica.

Desde el 1 de diciembre del año pasado, tres bloques paramilitares decretaron un cese de hostilidades, requisito que exigía el gobierno del presidente Alvaro Uribe para explorar las posibilidades de un proceso de paz.

Edición Impresa