Desfalco al Seguro Social de Guatemala causa indignación

La Misión de las Naciones Unidas para Guatemala (MINUGUA), la Unión Europea (UE) y otros diplomáticos expresaron su indignación por el desfalco, en declaraciones que publicó ayer, sábado, la prensa local.

La estafa de unos 50 millones de dólares al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), que salió a luz pública esta semana, se ha convertido en uno de los mayores escándalos de corrupción durante el gobierno del presidente Alfonso Portillo. "Hay indignación de todo el mundo, de toda la comunidad internacional frente a este nuevo acto de corrupción", manifestó el director de la MINUGUA, el diplomático alemán Tom Koenigs.

Koenigs calificó de "sinvergüenzas" a las personas que se han enriquecido con el dinero de los afiliados del Seguro Social y demandó investigar y castigar a los responsables de este acto de corrupción.

Por su parte, el representante de la UE en Guatemala, Phillipe Convescot, expresó que el cáncer mas fuerte en este país es la impunidad y la corrupción. "A la comunidad internacional no nos gusta la corrupción, así de simple", señaló el embajador de Japón, Kigefumi Ueno, en tanto que la representante de Suecia, María Leissner, apuntó que lo más preocupante es que el dinero se le está quitando a la gente más pobre.

Edición Impresa