Ejército tailandés decreta ley marcial

Tras varios meses de crisis política y de manifestaciones contra el gobierno, el Ejército tailandés impuso ayer la ley marcial, desplegó tropas en Bangkok y censuró los medios de comunicación, aunque aseguró que no se trata de un golpe de Estado.

“Declarar la ley marcial no constituye un golpe de Estado, sino que tiene por objetivo restaurar la paz y el orden público”, afirmó el ejército en un comunicado.

El primer ministro interino, Niwattumrong Boonsongpaisan, llamó al ejército a actuar “con respeto a la Constitución”.

Su gobierno no había sido informado por los militares que ellos iban a declarar la ley marcial.

El premier propuso ayer celebrar elecciones legislativas el 3 de agosto.

Tras la reciente destitución de la primera ministra Yingluck Shinawatra, la oposición exige en la calle la salida del gobierno.

Pero los camisas rojas, que apoyan al Ejecutivo, reiteraron ayer que no aceptarán un golpe de Estado.

En tanto, Estados Unidos, Japón y los vecinos del sur de Asia pidieron a Tailandia que siga una senda democrática y resuelva sus diferencias pacíficamente.

Edición Impresa