Intentan resolver violencia callejera en Irlanda del Norte

Representantes de partidos políticos y líderes religiosos se reunieron ayer en Irlanda del Norte para buscar soluciones a la violencia callejera desatada por grupos de “lealistas”, tras la polémica por la reducción de días en los que ondeará la bandera británica en el Ayuntamiento de Belfast.

+info

Intentan resolver violencia callejera en Irlanda del Norte

La capital del Ulster ha sido escenario durante tres noches consecutivas de actos de violencia en los que han participado docenas de grupos de “lealistas” (partidarios de la permanencia de la provincia en el Reino Unido) y en los que se han producido ataques contra la policía norirlandesa (PSNI).

Los altercados son casi una constante en la provincia desde que el pasado 3 de diciembre se aprobara una moción del partido multiconfesional Alianza para que la bandera británica solo ondee ciertos días del año, como ocurre en otros edificios gubernamentales y en el castillo de Stormont, sede de la Asamblea autónoma.

Hasta entonces, la llamada “Union Jack” ondeaba a diario en la fachada del consistorio, razón por la que los concejales nacionalistas pidieron su retirada definitiva para crear “un ambiente de neutralidad en una ciudad dividida”.

Edición Impresa