Italia sigue en alerta máxima por aguaceros

Italia continúa en situación de emergencia por las lluvias torrenciales que se han cobrado ya la vida de una persona y que afectan sobre todo a Génova, donde varias zonas han sido evacuadas y los mercados permanecen cerrados.

“Las previsiones no son alentadoras”, manifestó el jefe de la Protección Civil italiana, Franco Gabrielli, quien dijo que la acumulación de agua por precipitaciones es impresionante. “Hay zonas donde se ha llegado a los 700 milímetros, mientras que la media anual en nuestro país es de mil milímetros”, detalló.

Preguntado sobre el grado de responsabilidad del Gobierno y de las autoridades italianas en la gestión de esta crisis, respondió que “no es momento para polémicas”. “Después cuantificaremos daños y repartiremos responsabilidades, ahora lo prioritario es la gestión de la emergencia y la atención a los ciudadanos”, alegó.

Edición Impresa