Lenta la recuperación de cuerpos en La Pintada

Catorce horas por cadáver. Ese ha sido el tiempo que tardan los equipos de rescate, usando palas, equipo hidráulico y todo lo que pueden, para sacar a las víctimas de un deslave que sepultó al pueblo cafetalero de La Pintada, donde se han reportado 68 personas desaparecidas.

Equipos de manejo de emergencias del ejército mexicano que trabajan bajo fuertes lluvias y entre montones de lodo apoyados por cinco perros entrenados recuperaron ayer domingo el cuerpo de un hombre atrapado por el derrumbe de una casa. El sábado sacaron los restos de dos mujeres que quedaron enterradas cerca de un jardín de niños; el segundo cadáver estaba cubierto por un metro de tierra y se cree que los de dos niños están cerca.

El teniente Carlos Alberto Mendoza, quien encabeza el equipo de 16 integrantes, dijo que esta es la mayor tragedia que ha visto en sus 24 años en el ejército.

La Pintada fue escenario de la peor tragedia provocada por Manuel e Ingrid, las dos tormentas tropicales que azotaron a México por sus dos costas hace una semana.

Edición Impresa