Loretta Lynch, a un paso de la fiscalía

Loretta Lynch, a un paso de la fiscalía
Loretta Lynch AFP/Jim Watson.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, nominó ayer a la fiscal federal Loretta Lynch como próxima secretaria de Justicia y fiscal general del país, un cargo ostentado por Eric Holder desde que el mandatario llegó al Despacho Oval en 2009.

“No puedo pensar en otro servidor público mejor para que sea nuestro próximo fiscal general”, dijo el presidente al anunciar de manera oficial su decisión en la Casa Blanca, flanqueado por el secretario de Justicia saliente y la propia Lynch.

“A lo largo de sus 30 años de carrera, se ha distinguido como una persona férrea, justa y una abogada independiente que ha dirigido en dos ocasiones una de las oficinas legales más prominentes de Estados Unidos”, subrayó el mandatario.

Obama, que parte este fin de semana en una gira asiática, dejó la nominación en manos del Senado para que la ejecute “sin dilación”, apresurado por la posesión del nuevo Congreso a principios de enero, que será de total mayoría republicana tras las elecciones del pasado martes, 4 de noviembre.

El presidente se refirió a la experiencia de Lynch como fiscal federal en Nueva York, donde de manera exitosa ha liderado procesos judiciales contra terroristas, mafiosos y funcionarios, tanto demócratas como republicanos.

“Nadie llega a este lugar, a esta sala, a este podio en este momento por sí solo”, dijo Lynch en su turno de palabra, agradeciendo el nombramiento al presidente, así como a sus colegas, familiares y amigos. “Voy a levantarme cada mañana con la idea de proteger al pueblo estadounidense como primer pensamiento”, añadió.

El Senado confirmó dos veces a Lynch como fiscal federal del distrito este de Nueva York, primero desde 1999 a 2001 y luego en 2010, y la funcionaria cuenta con sólidos apoyos en la base demócrata.

Edición Impresa