Militares se retirarán de Río de Janeiro

Según Viegas, los efectivos de las Fuerzas Armadas seguirán en alerta, y podrán cooperar con la policía de Río en “acciones de inteligencia” en el marco del combate a las bandas de narcotraficantes que dominan varias favelas y que hace dos semanas comandaron una ola de disturbios con incendio de autobuses, explosión de bombas caseras y cierre de comercios y escuelas.

La salida de los militares fue anunciada después del fracaso de la negociación del gobierno federal con la gobernadora de Río, Rosinha Matheus, quien rechazó la propuesta de intervención en las policías civil y militarizada de ese Estado. La gobernadora se reunió en la noche del sábado durante tres horas con Viegas y con el ministro de Justicia, Marcio Thomaz Bastos, quienes le presentaron la propuesta de “intervención blanca” en los sistemas policial y carcelario del Estado, previamente aprobada por el presidente Luiz Inacio Lula da Silva. No obstante, Rosinha Matheus se mantuvo firme en su rechazo a renunciar al comando de la policía y a entregar al gobierno federal la tarea de administrar el penal que alberga a los narcotraficantes.

Edición Impresa