Muere represor de la dictatura Stroessner

El exministro del Interior Sabino Montanaro, considerado el más cruel represor de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), falleció “en su lecho y no en la cárcel como se merecía”, afirmó ayer domingo el activista de los derechos humanos Martín Almada.

+info

Muere represor de la dictatura Stroessner

En declaraciones a la AP, Almada comentó que la Procuraduría General tendría que “iniciar acciones legales para recuperar los bienes malhabidos en poder de la familia Montanaro, como propiedades en Asunción y en el interior del país para distribuirlos entre las víctimas de la dictadura”.

Montanaro, de 89 años, falleció el sábado informaron los medios de prensa, radio y televisión, pero los familiares mantuvieron silencio sobre el fallecimiento del exrepresor, quien se desempeñó en el gobierno de Stroessner desde 1963 hasta el 3 de febrero de 1989 cuando el régimen fue derrocado por un cruento golpe militar.

Desde la caída del régimen hasta octubre de 2009, Montanaro vivió exiliado en Tegucigalpa, Honduras, y retornó a Paraguay aquejado por múltiples patologías, por lo que, pese a que un juez ordenó su reclusión en una penitenciaría pública, finalmente tuvo prisión domiciliaria.

Almada comentó a la AP que el exfuncionario “dejó de existir en su lecho de enfermo y no en la cárcel como se merecía porque fue uno de los responsables de la creación de la denominada Operación Cóndor, vigente en los años 1970 y 1980 como un pacto criminal de intercambio de presos políticos opositores entre (los regímenes militares de ) Paraguay, Chile, Bolivia, Argentina, Brasil y Uruguay”.

Edición Impresa