ACUERDO.

Norcorea impone condición

Norcorea impone condición
Kim Kye-gwan

Corea del Norte advirtió ayer, sábado, que no cerrará una planta nuclear hasta que Estados Unidos no levante las restricciones financieras que pesan sobre sus fondos, mientras que el enviado de Washington sostuvo que la cuestión bancaria no iba a impedir un acuerdo de desarme.

El enviado de Pyongyang, Kim Kye-gwan, lo advirtió después de llegar a Beijing para una nueva sesión de las negociaciones de seis partes que buscan avanzar en el acuerdo -alcanzado hace un mes- para cerrar una planta nuclear clave de Corea del Norte.

Si las sanciones financieras al Banco Delta Asia no se levantan completamente, no vamos a detener nuestro programa de desarrollo nuclear", dijo.

"Me refiero a los pasos iniciales. No vamos a detener la operación de las instalaciones nucleares de Yongbyon", agregó.

Las llamadas "seis partes" alcanzaron un acuerdo preliminar el 13 de febrero, a partir del cual Corea del Norte recibió un plazo de 60 días para cerrar Yongbyon, a cambio de asistencia y compromisos de seguridad. Washington también aceptó apaciguar dentro de 30 días las quejas de Pyongyang sobre una restricción al Banco Delta Asia de Macao que, según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, ha acogido movimientos financieros ilegales de Corea del Norte.

El Tesoro emitió el miércoles una prohibición formal dirigida a los bancos de EU para que no hagan negocios con el BDA, tras cerrar una investigación que duró 18 meses.

La decisión permite al mismo tiempo que Macao, un enclave de estatus especial que es controlado indirectamente por China, libere las cuentas de Corea del Norte que estaban congeladas. China criticó la decisión del Tesoro, debido a su preocupación por la estabilidad financiera de Macao y el proceso de desarme.

Edición Impresa