DOS TIROTEOS EN UNA SEMANA

Obama insiste en control de armas

Pocos días después de tiroteos masivos en dos ciudades relevantes para él, el presidente Barack Obama exhortó el sábado a sus adeptos más entusiastas a “recuperarnos y volver a intentar” darle un impulso a una ley de control de armas de fuego que está empantanada en el Congreso.

“No podemos descansar hasta que nuestros hijos puedan ir a la escuela o caminar por las calles sin temor a que les den un balazo”, dijo Obama en su discurso ante la gala anual de la Fundación del Concilio de Legisladores Negros del Congreso.

El proyecto de ley que contempla una ampliación de la verificación de antecedentes para las personas que deseen comprar armas de fuego quedó estancado en el Senado, a pesar de fuertes presiones de Obama, del vicepresidente, de personas que han perdido seres queridos ante la violencia de las armas y de los partidarios de un mayor control de las armas de fuego.

La iniciativa era parte de un paquete de medidas que Obama prometió apoyar después que 20 niños y 6 docentes fueron asesinados en diciembre en Newtown, Connecticut.

Los republicanos y algunos demócratas votaron contra la medida.

Obama aprovechó el discurso para hacer sus primeros comentarios públicos sobre los dos tiroteos de esta semana. Hace dos días, en Chicago, 13 personas que miraban un juego de baloncesto en un parque comunitario fueron heridas de bala, entre ellos un niño de tres años. El lunes pasado en Washington, 12 personas fueron asesinadas por un hombre armado que posteriormente fue abatido por la policía.

“Este año dimos una buena batalla, pero no lo logramos, así que tenemos que recuperarnos y volver a intentarlo, porque mientras haya otros que luchan por facilitar que gente peligrosa tenga acceso a las armas, tenemos que trabajar duro por nuestros hijos. Tenemos que ser los que estemos dispuestos a luchar por hacer ese acceso más difícil”.

Edición Impresa