Ofensiva militar cobra la vida de 77 rebeldes en Mindanao

El general Roy Kyamko informó ayer de que la mayor parte de las bajas rebeldes se produjeron a raíz de los bombardeos que se centraron en los dos últimos días en las posiciones de Barira, en la provincia de Maguindanao, a unos 920 kilómetros al sur de Manila.

El general añadió que aún queda por confirmar los resultados de la operación contra el FMLI en las vecinas provincias de Lanao del Sur y Lanao del Norte, donde opera un grupo rebelde al mando del "comandante" Yahyah Lucsadatu.

Kyamko señaló que 75 hombres del líder rebelde podrían haber sido heridos durante la campaña, por lo que el grupo, de alrededor de un centenar, se encontraría gravemente diezmado. "Los bombardeos han servido para debilitar la actividad del enemigo", declaró el general.

El jefe militar reconoció que 13 soldados han perecido desde que el pasado sábado la presidenta del país, Gloria Macapagal Arroyo, ordenó el despliegue de 6 mil efectivos militares para acabar con los rebeldes.

Además, el Ejército ha anunciado un nuevo incremento de las hostilidades contra los rebeldes durante este fin de semana.

Por su parte, la presidenta, que acaba de culminar su visita oficial a Estados Unidos, confirmó que hoy, domingo, visitará las áreas en conflicto para conocer de primera mano el resultado de la ofensiva.

Edición Impresa