FRANCISCO CONVOCA A PRESIDENTES PERES Y ABBAS

Papa reza por conflicto

El papa Francisco hizo una parada no programada ayer, en el muro que los palestinos repudian por considerarlo un símbolo de la opresión israelí, y luego invitó a los líderes de ambos lados a visitar el Vaticano para rezar por la paz.

En una imagen que probablemente se convertirá en una de las más emblemáticas de su viaje a Tierra Santa, Francisco descansó la frente contra una estructura de concreto que separa Belén de Jerusalén, y rezó en silencio ante la mirada de un niño que sostenía una bandera palestina.

Es probable que la imagen cause incomodidad entre los líderes israelíes, que sostienen que la muralla, erigida hace 10 años, es necesaria para garantizar su seguridad. Los palestinos la consideran un esfuerzo de Israel por dividir el territorio y apoderarse de tierras.

En la segunda jornada de su visita de tres días a Oriente Medio, Francisco complació a sus anfitriones refiriéndose al “Estado de Palestina”, que apoya la petición de un reconocimiento como estado en medio de un estancado proceso de paz. Sin embargo, Francisco, quien habló en la ciudad palestina de Belén en la Cisjordania ocupada por Israel, dejó en claro que era necesario un acuerdo negociado y pidió a los líderes de ambos lados a superar sus innumerables diferencias.

“En este, el lugar de nacimiento del Príncipe de la Paz, deseo invitarlo, presidente Mahmoud Abbas, junto al presidente Shimon Peres, a acompañarme en una sincera oración a Dios por el regalo de la paz”, dijo en una misa al aire libre en Belén a solo un mes del colapso de las negociaciones de paz impulsadas por Estados Unidos. Peres y Abbas aceptaron la invitación, según sus equipos.

Edición Impresa