ISRAEL. HUMAN RIGHTS WATCH DENUNCIA ABUSOS.

Piden a Ejército no usar a civiles en sus operaciones

Piden a Ejército no usar a civiles en sus operaciones
OPERATIVOS. La organización consideró que el Ejército pone en peligro la vida de los civiles en sus operaciones.

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) pidió ayer, sábado, que el Ejército israelí "suspenda inmediatamente la práctica de obligar a civiles palestinos a ayudarle en operaciones" militares poniendo así "deliberadamente su vida en peligro".

El pedido surgió después de que ayer el fiscal general del Ejército israelí, Avichai Madelblit, ordenara a la policía militar que investigue el supuesto uso de escudos humanos palestinos durante una reciente operación para detener a milicianos en la ciudad cisjordana de Naplusa.

Esta utilización de escudos humanos había sido denunciada hace ocho días por el Centro israelí de Información sobre los Derechos Humanos en los territorios palestinos, Betselem, y HRW hace referencia en su comunicado a las informaciones recogidas por ese grupo.

Menciona que durante la reciente operación de Naplusa soldados israelíes obligaron, a punta de pistola, a al menos tres palestinos, dos de ellos niños, a ayudarles en el registro de apartamentos de sospechosos a los que querían detener.

HRW recuerda que "el derecho internacional prohíbe a las partes en conflicto utilizar a civiles como escudos en una operación militar".

Con ello, los soldados violan la Convención de Ginebra, una decisión del Tribunal Supremo israelí y los compromisos adquiridos por el propio Ejército, dice un comunicado del director adjunto de programas de HRW, Joe Saunders.

"Israel debe poner fin de inmediato a esa práctica totalmente ilegal que viola la inmunidad que garantiza a los civiles el derecho internacional", asevera.

Según Betselem, durante la "Operación Invierno Caliente" de finales de febrero en Naplusa, los soldados israelíes forzaron a civiles, entre ellos un adolescente de 15 años y una niña de 11, a entrar por delante de ellos en las casas donde supuestamente se encontraban milicianos a los que querían detener.

El Tribunal Supremo de Israel prohibió al Ejército israelí utilizar a civiles palestinos en sus misiones, particularmente en operaciones para realizar detenciones, después de que, en el año 2002, un estudiante muriera al ser utilizado como escudo humano.

La Operación Invierno Caliente se saldó con la detención de 11 milicianos, pero ninguno de los cabecillas buscados por los servicios secretos israelíes.

Cuatro batallones participaron en la operación que duró más de cinco días y que fue la de mayor envergadura en Cisjordania en más de un año. Un civil palestino de 51 años murió en los tiroteos.

HRW es una organización no gubernamental dedicada a defender los derechos humanos, fundada en 1988, a partir de Helsinki Watch.

La sede de HRW está en Nueva York, EU. Helsinki Watch (1978 se fundó inicialmente para apoyar las funciones de controlar el cumplimiento de los Acuerdos de Helsinki de 1975 en los países del antiguo bloque soviético europeo, de parte de comités ciudadanos locales.

También trabaja por los derechos por económicos, culturales y sociales contenidos en los tratados y declaracionesinternacionales.

Edición Impresa