SANTOS PROMETE UNA OPORTUNIDAD

Piden desarme de la guerrilla

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, viajó ayer al paraje del suroeste del país en el que hace 47 años surgieron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y desde allí les reiteró a los guerrilleros su llamamiento a que dejen la lucha armada. “Aquí estamos donde nacieron las FARC para decirles: por esa vía lo único que van a encontrar es la muerte o una cárcel”, notificó Santos en un mensaje ante las tropas militares establecidas en Marquetalia, la cuna de la organización insurgente.

+info

Piden desarme de la guerrilla

Las FARC surgieron allí en 1964, por iniciativa de un pequeño grupo de campesinos al mando de Manuel Marulanda Vélez o “Tirofijo”, alias de Pedro Antonio Marín.

El dirigente rebelde mantuvo hasta su muerte en marzo de 2008, víctima de una crisis cardiaca, su condición de “comandante en jefe” de las FARC, la guerrilla más antigua del continente.

“Por la vía de las armas no van a lograr absolutamente nada, como no han logrado nada en 47 años”, afirmó Santos, primer gobernante colombiano en visitar el lugar, situado en Planadas, población del departamento del Huila.

La zona es el eje de un gran operación contra el sucesor de ´Tirofijo´, Guillermo León Sáenz (alias Alfonso Cano), de quien las autoridades militares presumen que se refugia de manera itinerante en el cañón de Las Hermosas.

“Aquí, desde donde nacieron las FARC hace 47 años, les envío un mensaje: desmovilícense, dejen las armas, renuncien a la violencia, renuncien al terrorismo y ahí estaremos listos para darles una oportunidad en la vida civil”, expresó Santos.

El gobernante dijo que los rebeldes “cada vez están más mal”.

Como muestra de ello dijo que en el curso del último año, que coincide con su primer aniversario en el poder, cerca de 500 guerrilleros han sido “dados de baja”.

Edición Impresa