CHILE.

Pinochet se declara inocente de crímenes

Augusto Pinochet negó nuevamente tener culpa alguna en los crímenes que se le imputan y volvió a acusar a sus subordinados de las muertes y desapariciones durante su régi- men dictatorial en Chile (1973-1990), en el último interrogatorio al que fue sometido, el lunes, informa ayer, jueves, el diario La Nación .

"Arellano siempre se mandó solo", declaró Pinochet al juez Alejandro Solís, quien lo interrogó en calidad de testigo por el asesinato del ex jefe del Ejército durante el gobierno de Salvador Allende, Carlos Prats y su esposa, Sofía Cuthbert, en un atentado en 1974 en Buenos Aires.

El ex dictador hacía referencia, indica el rotativo, a un hecho desconocido hasta ahora: el viaje del general en retiro Sergio Arellano Stark, acusado de dirigir los crímenes de la "Caravana de la Muerte", a Buenos Aires a finales de 1973 para presuntamente coordinar con el Servicio de Inteligencia del Estado la vigilancia de Prats.

Sus palabras provocaron la reacción airada de Contreras, quien llamó "desleal" a Pinochet y anunció la presentación de pruebas a fin de implicarlo, publica la La Nación.

Edición Impresa