REPRESIÓN.

Policía desaloja a maestros huelguistas

La policía desalojó temporalmente ayer, miércoles, con gases lacrimógenos a centenares de maestros enardecidos que bloqueaban la carretera periférica del sur de Tegucigalpa, tras intensificar sus protestas contra el gobierno hondureño por noveno día consecutivo en demanda de mejoras salariales.

"Los manifestantes arrojaron palos y piedras a la Policía, que se defendió", dijo en rueda de prensa el viceministro de Defensa, coronel Jorge Rodas.

"La Policía tiene órdenes estrictas de mantener la calma y su deber es mantener el orden en el país".

Los docentes se dispersaron por media hora en Las Cañadas, al sur de la ciudad. Se reagruparon, sin embargo, poco después y continuaron su protesta por las calles de la ciudad. "Fue una emboscada y los policías actuaron con violencia", aseguró el vocero de los educadores, Edwin Oliva.

Edición Impresa