Prohíben explosivos en protestas sociales

El Gobierno boliviano prohibió este miércoles el uso de explosivos durante las movilizaciones sociales, estableciendo penas de hasta cuatro años de cárcel, a raíz de la muerte de un minero hace ocho días por el estallido de dinamita durante una marcha.

La presidenta interina, Gabriela Montaño, promulgó el decreto que prohíbe el uso y tenencia de explosivos durante las marchas, frecuente en los últimos años e intensa en los últimos días en La Paz por la presencia de grupos antagónicos de mineros.

Hace ocho días, el minero asalariado Héctor Choque murió con el cuerpo destrozado por el estallido de un petardo de dinamita lanzado contra la sede del sindicato minero desde un grupo de cooperativistas que marchaban por pleno centro de La Paz.

La norma libera el uso de juegos pirotécnicos en el caso de las fiestas patronales y folclóricas y el uso de material explosivo con fines industriales.

Edición Impresa