SE INMOLA OTRO TIBETANO

Rechazan visita de Hu Jintao

Un tibetano murió ayer tras prenderse fuego a principios de esta semana en Nueva Delhi en protesta por la presencia china en la región del Himalaya, dijeron activistas, horas antes de que el presidente chino, Hu Jintao, llegara a India para una cumbre de países emergentes. Un total de 30 tibetanos, principalmente monjes y monjas budistas, se inmolaron durante el año pasado, la mayoría en el suroeste de China, de acuerdo a grupos tibetanos de derechos humanos. Al menos 20 de ellos han muerto.

Jamphel Yeshi, de 27 años, se prendió fuego el lunes en una protesta contra la visita del presidente Hu. Murió en un hospital local, dijo el secretario general del Congreso Juvenil Tibetano. “El hecho de que el pueblo tibetano se esté prendiendo fuego en este siglo XXI es para hacer saber al mundo su sufrimiento”, dijo Yeshi en un comunicado por escrito hallado en su habitación.

Las imágenes tomadas por un fotógrafo de Reuters mostraron al activista corriendo por la calle envuelto en llamas el lunes. Sufrió quemaduras en el 98% de su cuerpo. Nacido en Tíbet pero exiliado en India, Yeshi era activista de la organización juvenil que lucha por la independencia de la región himalaya, que lleva bajo Gobierno chino más de seis décadas. Hu llegó a Delhi ayer por la tarde para participar en una cumbre de un día entre Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Edición Impresa