IRLANDA

Renace el tema del aborto

Irlanda aprobará leyes que permiten un acceso limitado al aborto, dijo ayer martes el Gobierno, tras la muerte de una mujer a la que se negó la interrupción del embarazo en el único país miembro de la Unión Europea que prohíbe dicho procedimiento.

La muerte el mes pasado de Savita Halappanavar, de 31 años, a quien se negó un aborto de un feto que estaba muriendo y después falleció por septicemia, conmocionó al país predominantemente católico y obligó al Gobierno a actuar en un tema que había aplazado durante décadas.

El aborto estaba prohibido en todas las circunstancias por una enmienda constitucional de 1983, pero cuando nueve años después una víctima de violación de 14 años desafió la norma, el Tribunal Supremo falló que una interrupción del embarazo estaba permitida si corría peligro la vida de la mujer, incluido el riesgo de suicidio.

Los gobiernos sucesivos eludieron el tema, muy dividido políticamente, de aclarar las circunstancias en las que la vida de la madre podría estar en peligro. Algunos miembros del gobernante partido Fine Gael han indicado que pueden no respaldar la nueva legislación.

“La redacción de la legislación, apoyada por un reglamento, estará dentro de los parámetros del artículo 40.3.3 de la Constitución tal como fue interpretado por el Tribunal Supremo en el llamado caso X”, dijo ayer el Gobierno en un comunicado.

“La legislación debe facilitar criterios claros y certeros que permitan determinar cuándo una interrupción del embarazo es permisible”, agregó.

La muerte de Halapannavar, una india residente en Irlanda, puso de relieve la falta de claridad de la ley doméstica que deja a los médicos en una posición legal dudosa y ha vuelto a encender el debate del aborto, dando lugar a grandes protestas por ambos bandos a favor y en contra del aborto fuera del Parlamento y en todo el país.

Edición Impresa