Ríos y lagos de Camboya ocultan gran arsenal

Los ríos y lagos de Camboya ocultan un número indeterminado de las bombas que Estados Unidos (EU) arrojó en el país y de las minas antipersonales que se usaron en las contiendas posteriores, para peligro de los pescadores y la población local.

El Gobierno camboyano planea iniciar las operaciones de limpieza y desactivación de explosivos en los afluentes del país el mes próximo.

“Según los datos del ejército de Estados Unidos, casi 3 millones de bombas cayeron en Camboya entre 1970 y 1975. Además, entre cuatro millones y seis millones de minas fueron colocadas entre 1970 y 1998. No obstante, se desconoce cuántos de estos artefactos se encuentran en los río o lagos del país”, afirma a EFE Khun Ratana, portavoz del Centro de Acción contra las Minas en Camboya.

Artefactos explosivos y municiones que se hundieron con los barcos se cobran la vida de pescadores desde hace décadas y obstruyen proyectos de desarrollo.

El pasado agosto, las obras de cimentación de un puente en la provincia de Kandal, desde donde el río Mekong pasa a Vietnam, se tuvo que paralizar tras la explosión de una bomba enterrada en el lecho fluvial.

Según el Centro de Acción, los ríos que creen guardan mayor número de desechos bélicos son el Mekong, el principal del Camboya, y los que recorren la parte oriental del país, fronteriza con Laos y Vietnam.

Edición Impresa