HECHO HISTÓRICO. SERÁ LA VOTACIÓN MÁS GRANDE DEL MUNDO.

Sufragio en Brasil decidirá el futuro de armas de fuego

Sufragio en Brasil decidirá el futuro de armas de fuego
MEDIDAS. Si gana el sí, solo podrán comprar armas los militares, policías, bomberos y jueces, y miembros seguridad.

Brasil realizará mañana un inédito referendo, en el que los electores deberán decidir si se prohíbe el comercio de armas de fuego y municiones dentro del país.

Los votantes deberán decir "Sí" o "No" a la prohibición, constituyendo la mayor votación del mundo por tratarse de sufragio obligatorio.

La consulta popular está prevista en una ley aprobada en 2003 que establece estrictas normas para la posesión de armas de fuego.

Más de 122 millones de personas están habilitadas para votar, sobre 185 millones de habitantes del país.

El sufragio es obligatorio para los ciudadanos de entre 18 y 70 años de edad, y optativo para los mayores o con edades de 16 y 17 años.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) está a cargo de la votación, que se concretará a través de 407 mil urnas electrónicas distribuidas en todo el país.

EL REFERENDO

Los electores deberán responderán a la pregunta: "¿El comercio de armas de fuego y municiones debe prohibirse en Brasil?", que consta en un artículo del ya vigente Estatuto de Desarme.

El vigente Estatuto de Desarme establece estrictas normas para la compra y posesión de armas de fuego, que incluyen mayoría de 25 años, declaración de la necesidad de su tenencia, falta de antecedentes delictivos, tener ocupación y residencia fija, y pasar pruebas de capacidad técnica y aptitud psicológica.

Si gana el "No" a la prohibición de venta de armas de fuego y municiones, esas normas continuarán vigentes.

Si se aprueba la veda, solo podrán comprar armas de fuego los militares, policías, bomberos y jueces, además de otros funcionarios y miembros de organismos de seguridad privada.

MUERTES

Los tiradores deportivos y cazadores podrán poseer las armas específicas para la práctica y comprar las municiones en sus clubes, que serán fiscalizados por el ejército.

Brasil, según estudios de la Unesco, es el país donde porcentualmente mueren más personas por armas de fuego en el mundo, después de Venezuela.

Según el Ministerio de Salud, más de 39 mil personas murieron en el país en 2003 por causa de armas de fuego.

Edición Impresa