Teherán liberará a acusados de espionaje

Solo falta una firma para que los dos ciudadanos estadounidenses Shane Bauer y Josh Fattal, condenados a ocho años de cárcel por espionaje y entrada ilegal a Irán queden en libertad bajo fianza de unos 500 mil dólares cada uno, anunció ayer su abogado, Masud Shafii, a EFE. “El segundo juez que debe firmar los documentos está de vacaciones hasta el martes”, aclaró Shafii.

El sábado el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Ali Akbar Salehi, insistió que, “según las informaciones recibidas, el poder judicial está tratando de reducir la pena” que podría dictárseles a los estadounidenses, en declaraciones divulgadas por la agencia local de noticias iraní Fars.

Salehi también le pidió al gobierno estadounidense que muestre su buena voluntad y libere a los iraníes detenidos en las cárceles de este país. “Esperamos que este tema se resuelva de tal modo que tanto las familias de los iraníes presos en Estados Unidos como las familias de estos dos ciudadanos estadounidenses tengan buenas noticias”, afirmó Salehi.

Edición Impresa