Turbas destrozan negocios en ciudad kurda

Una turba de manifestantes furiosos atacó varios establecimientos de venta de licores, una sala de masajes y hoteles después de ser incitada por los apasionados sermones religiosos en una ciudad predominantemente kurda del norte de Irak, informaron fuerzas de seguridad ayer.

En respuesta, una multitud a favor del Gobierno iraquí incursionó en las oficinas de un partido islámico, agregaron. Dos policías kurdos indicaron que 30 personas, 20 de ellas policías, resultaron lesionadas durante el primer ataque, que se generó luego de las oraciones del mediodía del viernes en el poblado de Zakho, aproximadamente a 475 kilómetros (300 millas) al noroeste de Bagdad.

Zakho se localiza cerca de la frontera con Turquía y dentro de territorio controlado por el Gobierno regional del Kurdistán en Irak.

Edición Impresa