Víctimas de abusos exigen investigación

Cinco víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos reclamaron ayer a los empleados del Vaticano que colaboren para hacer posible una investigación en la Corte Penal Internacional y que den a conocer lo que sepan en relación con estos casos.

“El silencio es complicidad”, aseguró el miembro de la asociación de víctimas estadounidense Snap, Peter Isley. Quien informe sobre casos de abusos hará posible que se lleve a cabo una investigación internacional, agregó.

“Cientos de empleados actuales y exempleados del Vaticano tienen información sobre abusos sexuales a niños”, apuntó Isley.

Edición Impresa