Vinculan a legislador con narco mexicano

Autoridades judiciales de Perú iniciaron ayer investigaciones contra el legislador José León, por presuntos vínculos con el narcotraficante mexicano Rodrigo Torres, a quien se le relaciona con un cargamento de 7.5 toneladas de cocaína incautado la semana pasada.

El titular de la Fiscalía contra el Crimen Organizado, Manuel Castro Sánchez, precisó que las indagaciones a las que se someterá León son para buscar una explicación de cuál es la relación que existe entre él y Torres, a quien se vincula con el cartel de Sinaloa.

Las autoridades peruanas iniciaron las indagaciones del caso, después de que una publicación en la revista Caretas diera cuenta de dos encuentros entre León y Torres en la ciudad norteña de Trujillo, ubicada a 557 kilómetros de Lima.

Según las versiones dadas por el legislador, las reuniones que sostuvo con el narcotraficante fueron por razones estrictamente comerciales para pedirle el desalojo de una de sus viviendas, alquilada a este personaje. Precisamente, esta vivienda servía de centro de operaciones al cartel internacional integrado por mexicanos y peruanos que se dedicaban a enviar fuertes cargamentos de cocaína desde Perú hacia Europa.

Las investigaciones a las que se encuentra sometido José León también buscan determinar por qué en sus primeras declaraciones había afirmado que el alquiler de esa propiedad era un negocio de su esposa.

Este escándalo político, que salpica a un integrante del Congreso peruano, ha provocado el malestar de la sociedad peruana y de los propios congresistas que pidieron a las autoridades judiciales el esclarecimiento del caso.

Edición Impresa