Otro escándalo en el NYT

La suspensión temporal de Richard Bragg, afincado en Nueva Orleans, se conoció el mismo día en que el rotativo informó en una nota editorial de que un lector había puesto en duda el trabajo del periodista, en relación a un reportaje publicado en junio pasado.

El diario explicó en su edición del viernes que aquella información, en la que se describía la vida y actitudes de pescadores de ostras en la localidad de Apalachicola (Florida) y que firmaba Bragg, debería haber incluido también el nombre de su colaborador, J.Wes Yoder, que fue en realidad quien hizo las entrevistas y la investigación sobre el terreno.

El diario constató que su redactor había visitado brevemente la localidad y redactó finalmente el reportaje en base a las notas que le pasó Yoder.

En una entrevista concedida al Columbia Jornalism Review, que informó en exclusiva de la sanción al periodista en su sitio en Internet, Bragg explicó que estaba en una localidad próxima buscando información adicional para el reportaje y que pasó un par de horas en Apalachicola, antes de revisar las notas de su colaborador.

"No hubiera hecho nada diferente", comentó Bragg y agregó que Yoder "hizo un gran trabajo y sacamos una excelente historia".

Edición Impresa