MÉXICO.NUEVO PATRÓN EN EL CONSUMO DE DROGA.

Tres fuerzas dominan narcotráfico

El narcotráfico en México está dominado en la actualidad por tres grandes fuerzas de carteles de la droga, algunos de ellos aliados, que buscan acoplarse a una nueva realidad que incluye un nuevo patrón en el consumo de drogas y la captura de varios de sus líderes, según autoridades federales.

"Hay cambios en las estructuras (que) es prácticamente irrelevante decir cuáles son las fronteras específicas entre un cartel y otro", dijo a la AP el procurador general Eduardo Medina Mora.

Reportes elaborados por la Procuraduría General de la República (PGR) durante la administración de Vicente Fox (2000-2006), antecesor del actual presidente Felipe Calderón, señalaban a siete carteles de la droga: los Arellano Félix o de Tijuana; de los Carrillo Fuentes o Juárez; de los Palma-Guzmán o de Sinaloa; de Osiel Cárdenas o del Golfo; de los Amezcua; de los Valencia; y de los Díaz Parada.

Ahora, el análisis de Medina es que la concentración de la actividad del tráfico de drogas la tienen tres fuerzas: una conformada por el Cartel de Tijuana; otra por el Cartel del Golfo, y una más de los carteles de Juárez y Sinaloa que se han aliado.

"Son las tres expresiones más importantes de la actividad criminal y delictiva del país", afirmó.

Tradicionalmente enfocadas al tráfico hacia Estados Unidos de marihuana y goma de opio producidas en México y de cocaína y heroína procedente de Sudamérica, las organizaciones han comenzado a incorporarse a la venta de drogas sintéticas como las metanfetaminas, debido principalmente al cambio del mercado.

Una muestra del vuelco hacia las metanfetaminas ocurrió el jueves, cuando autoridades federales decomisaron 205.6 millones de dólares en efectivo y que dijeron eran propiedad de una de las más importantes redes en el hemisferio del tráfico de pseudoefedrina, el precursor químico para elaborar la droga sintética.

La PGR considera que es el mayor decomiso de dinero en efectivo en México.

En tanto, en el mercado, junto con la captura de algunos de los más importantes barones de la droga, ha llevado a los carteles mexicanos a modificar sus estructuras y a diversificar sus actividades.

Edición Impresa